4.4.16

Six of Crows · Leigh Bardugo

Páginas: 495 || Six of crows #1 || Inglés || Indingo
Ketterdam: un agitado centro de comercio internacional donde todo podrá ser conseguido al precio correcto -y nadie sabe mejor eso que el criminal prodigio Kaz Brekker. A Kaz le es ofrecida una chance para lograr el mortal robo que lo podría hacer rico más allá de sus sueños más salvajes. Pero no puede hacerlo solo.
Un convicto con sed de venganza.
Un tirador de primera que no puede alejarse de las apuestas.
Un fugitivo con un privilegiado pasado.
Una espía conocida como la Ira.
Una heartrender  usando su magia para sobrevivir los barrios bajos.
Un ladrón con el regalo de escapar de cualquier lugar.
Seis marginados peligrosos. Un imposible robo. El grupo de Kaz es lo único que podría interponerse entre el mundo y su destrucción. Si es que no se matan antes.

Un libro que quería leer solo porque era de Leigh Bardugo. Una mujer que su primer libro (Shadow and bone), si bien sé que no es perfecto, y tenía muchas cosas para pulir, me pareció magnifica su idea. Por lo tanto solo podía esperar algo que me gustara aún más, ya que algunos años habían pasado. Realmente fue así.

Esta historia es sobre seis personas a las que se les encarga un trabajo. Deben entrar a una fortaleza para robar a una persona de dentro. Una misión casi imposible, y para mejorar las cosas, ellos no se llevan muy bien, son ladrones, son asesinos, la peor calaña, pero tienen un objetivo en común. Muchísimo dinero.

Kaz Brekker, el líder, un chico de diecisiete años que tiene un pasado misterioso, es un personaje oscuro. No es bueno, no es malo tampoco, pero si hará de todo para cumplir su misión y su venganza. Por lo tanto, es frío, calculador, y tiene una mirada especial para cuando algo va a ser cumplido.
Su mano derecha es La Ira. Una chica que se mueve entre las sombras, pareciendo una de ellas. Fue un personaje perfecto, y entre Kaz y ella hicieron mis escenas favoritas.
Luego un ladrón, que está en prisión, que odia a los Grisha (personas con poderes), él no me gustó tanto como Kaz ni la Ira, pero tuvo sus grandes momentos.
Un chico demasiado joven que es muy culto, y una chica que es Grisha pero que no es muy buena utilizando sus poderes y ahora los usa para un burdel. Y entre el ladrón y ella existe una pelea completa.
Luego uno más, que es la rata del grupo, la peor calaña, y también uno de mis favoritos. 

Esos son los personajes que fueron mezclados, dentro de un mundo extraño. No necesitamos saber nada de los anteriores libros, todo es perfectamente entendible y a diferencia de la anterior saga, no hay demasiado contacto con los Grisha, por lo tanto casi no hay ese tipo de magia. Pero hay intriga y acción. De esa acción que te pones nerviosa porque no sabes por donde van a salir bien los grandes anti héroes de nuestra historia.
Me encantaron los personajes, que no fueran buenos, que todos tuvieran sus miserias, pero a su manera enamoran. La Ira fue mi personaje favorito, y siempre estaba esperando que hablara ella.
También, yo quería una relación en específico entre unos personajes que a penas si toman relevancia. 
Sucede que los seis son narradores, y bien distintos unos de otros. Ni una vez confundí una voz con la otra, lo que para mí son muchísimos puntos a favor. También es genial que cada uno tenga su propia historia, que estén perfectamente creados y cada uno pueda sostenerse por si mismo.

La historia se encuentra dividida en distintas partes. La primera, que nos pone en sintonía con lo que sucede. Nuestros personajes ya están, existen sin nosotros y los lectores tenemos que conocerlos. Aquí fui muy lento, porque me costó enganchar con todos los personajes. Me gustaron, pero no fue la muerte. Y sin embargo yo quería saber que pasaba.
Luego, cuando la misión es dada, y ya estamos hasta el cuello, metidos en la historia, vitoreando por un personaje más que otro, luchando para que sobreviva, viendo las alianzas que se arman sin que otros lo sepan.
Fue mi parte favorita. Y luego, cuando dan el asalto. 

Un libro grandioso, pero lento. No voy a mentir y decir que lo devoré, porque no surgió nunca la necesidad, pero si me encanto. Ese final deja listo todo para otro libro, todas las expectativas por más intrigas y más anti héroes a nuestro lado. Me encanta. Porque este tipo de personajes por lo general son mis favoritos.
Y como ellos dicen, No mourners, no funeral.

Fascinada. 

2 comentarios:

  1. Ay, quiero quiero quiero QUIEROOOOOO! *ataque fangirl cuando mencionás esa frase que ahora entiendo por tu reseña jajaja*
    Bueno, hace tiempo que le tengo ganas a este libro. La saga de Grisha me gustó, pero quedó en el olvido para mí. Realmente no me surgió la necesidad de leer los demás libros :P
    Pero en lo que a este respecta, LO NECESITO, tengo muchas ganas de leerlo. Dicen que es buenísimo y un poco que les creo a todos.
    Gracias por la reseña Mica♥
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola Mica!
    Bueno creo que con este me pasa todo lo contrario que con el de las cenizas.
    Lo vengo viendo mucho en blogs yankis desde fines del año pasado y medio que despertaron mi curiosidad. Y si bien la saga Grisha me llama, creo que esta de los cuervos me llama mucho más.
    Y ahora con tu reseña y la descripción de los personajes quedé fascinada como vos y quiero! Creo que es porque en parte me hizo acordar al Dragon Age y estoy super gorda fan con el tercer juego que cosas que me lo recuerden levemente me encantan, pero quiero hablar sobre eso en el blog así que no me voy a extender acá.
    Pero ahora tengo más ganas de leer a los cuervos estos y a los personajes todos delincuentes ♥

    Que andes bien.

    ResponderEliminar

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!