8.11.14

Y para ver hoy: Magia a la luz de la luna


Director y Guionista: Woody Allen
Actores: Colin Firth, Emma Stone
Francia, años 20. El mago inglés Stanley está decidido a desenmascarar la estafa de una médium llamada Sophie. El intento de Stanley por exponer a Sophie servirá para dar un giro a la vida de ambos.


La verdad es que nunca me terminan de gustar las películas de Woody Allen. Pero esta vez, las actuaciones de la película ganaron a mi escepticismo de este director tan adorado.
Fui a verla. Y debo decir me encanto. Fue muy dulce y tranquila, con varios matices que hicieron mi vista fabulosa, y me dejaron pensando. Una peli incluso para esos momentos en que necesitamos un oasis de tranquilidad pero de todas formas algo con estilo, con un buen guión, e incluso risas y cosas para pensar.

Lo primero que voy a destacar es la fotografía y la banda sonora. Cosas fabulosas, que acompañaban y creaban climas increíbles. Incluso si se le presta mucha atención, las fotografías acompañan los personajes. Por ejemplo, la chica estaba iluminada, el hombre en sombras. Era una paleta de colores que chocaban, y me di cuenta que era porque ilustraba los personajes. Eso es maravilloso.
Después, la banda sonora muy buena. Ambientada en los años 20 tiene muchas cosas que son piezas musicales preciosas, y otros momentos que había música que nos indicaba la realidad de lo que el director quería transmitir. De verdad, indescriptible como se movían estos dos puntos juntos.

Luego, los actores, fenomenales. El guión, aunque no es uno de acción, o lleno de dramatismos, nos hace reír todo el tiempo, y los actores lo saben representar perfectamente.

La historia es de un mago que se encarga de desenmascarar a todos los impostores que dicen ser médiums o cosas parecidas. Un amigo lo invita a una casa, donde hay una médium que nadie puede desenmascarar. Emma Stone, una actriz genial.
Los personajes son hilarantes. De verdad. Un cinismo único de parte del mago (Colin Firth) que en realidad no cree en nada y su mente es la cosa más racional que alguna vez vayamos a apreciar. Luego, la médium, alguien inocente e iluminado, que tiene nubes en su mente a veces, pero por lo general puede ver la mente de las personas. También un enamorado que toca el ukelele y canta espantosamente cosas muy cursis, y una tía que es sorprendentemente inteligente y dice las mejores palabras en los momentos más necesarios.
De verdad, que me encantaron.

Salí encantada del cine, por el simple hecho de que disfruté de una película con mis mismos pensamientos xD
Para ver en esos momentos que el drama supera el intelecto y queremos algo más naif y dulce. Sin embargo, hay que prestar atención a los dialogos, muy buenos. Y las actuaciones. Y las fotografías. Y la banda sonora... Y bueno. Eso xD

Nunca creí que iba a decir eso de Woody Allen.


2 comentarios:

  1. Hola!
    Yo tampoco soy muy fan de las peliculas de Woddy Allen pero esta me llama mucho la atención y ahora más luego de leer tu reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mica!
    Bueno mi relación con las pelis de Woody Allen es graciosa. Hace uno o dos años me había dicho que el director hacía películas muy estúpidas y que no me gustaban (las que recuerdo haber visto y que me dejaron con una impresión muy meeeh fueron Vicky Critina Barcelona y Conoceras al hombre de tus sueños). Entonces me dije que le daba una última oportunidad con Medianoche en París, si no me gustaba no iba a ver más nada suyo. Y sorprendentemente me encantó. Después vi A Roma con amor y también me gustó. Y el año pasado fui al cineclub a ver un par de pelis viejas suyas y me gustaron porque eran comedias y quizás tenían un humor un poco negro.
    Pero aparentemente Woody pasa por etapas con sus pelis. Me tocó conocerlo en una etapa fea pero ahora se está reinvindicando.
    Quiero ver esta porque los actores protagonistas me encantan. Y no sabía que era de Woody.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!