21.12.13

Selección de Citas La lección de August.



A todos nos va bastante bien: a mí, a mamá, a papá, a Via. No, eso no es verdad: a Via no le va nada bien.

Por cierto, me llamo August. No voy a describir como es mi cara. No sé cómo se la estarán imaginando, pero seguro que mucho peor.

A lo mejor lo que pasa  es que les doy demasiada importancia a las fiestas de cumpleaños.

Todo aquel nacido de Dios vence al mundo. 

-¡Se me ocurre una cosa! -dijo papá emocionado-. ¡Vamos a organizarles una cita a ciegas! ¿Se imaginan? Señorita Pompish, le presento al señor Traseronian.

-Hola -contesté, mirando al suelo. Llevaba puestas unas Crocs de color verde intenso.

-Por cierto, la palabra es supuestamente -dije.
-¿De qué estás hablando?
-Antes has dicho suponiblemente -contesté.

Lo curioso es que, si no hubiera puesto la mochila entre él y yo, le habría ofrecido mi ayuda.

Como un cordero al matadero: Algo que se dice sobre alguien que va tranquilamente a algún lugar sin saber que va a sucederle algo desagradable.

-¿Y Darth Sidious te gusta?

¡QUIÉNES SOMOS!

-Podemos hacer que esta sea la mesa de verano.

Summer sí que hacía recordar el verano. Estaba tostada y tenía los ojos verdes como las hojas de los árboles.

Por encima del mundo el planeta Tierra está triste y yo no puedo hacer nada.

También me pregunto si alguna vez se habrá quedado de pie ante la mía.

-¡Guerra y paz, Isabel! -gritó, y sonrió mientras me señalaba con el dedo-. ¡Guerra y paz!

-Como cuando tienes un examen recuperatorio -dijo.
-Exacto.
-Pero cuando vuelven no tienen el mismo aspecto de antes -dijo-. Quiero decir, que cuando vuelven parecen completamente diferentes, ¿no?

-Eres gracioso, Auggie -dije. 
-Sí, ya lo sé -contestó orgulloso-. Soy simpático. 

El malo de Scream -le susurré al oído, y me fui.

-Sí. estoy de acuerdo -dijo August-. Aunque es una pena, con todas las chicas que se tiran en mis brazos y esas cosas. 

Bien. Asiento con la cabeza, haciéndome el misterioso, y me pongo a bajar los escalones del metro de dos en dos.

-¿Sabías que el creador de  los Uglydolls se inspiró en mí? -le dije, no sé por qué. 

-... ¡Ay, tierra, eres demasiado maravillosa para que nadie te comprenda!

-Señor Devenport -dije, sorprendiéndome a mí misma mientras hablaba-. Lo siento, pero esta noche no puedo actuar. 

.-Claro que vienes -dijo, sonriéndome como en los viejos tiempos. 

Tus actos son tus monumentos.

Es mejor conocer algunas preguntas que todas las respuestas. 

¡Salva los océanos, salva el mundo" ¡Yo!

3 comentarios:

  1. Me encantó cada una de las frases de este libro... es muy bonito. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Amé este libro, pero literalmente lo amé

    Es tan lindo, un mensaje tan fuerte.

    ¡Gracias por las citas!

    Te robo esta: "Tus actos son tus monumentos."

    Nos leemos :)

    Leo - http://sueniosypalabras.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!