13.12.13

Reseña: La lección de August - R. J. Palacios.

Hoy vengo con la reseña de un libro hermoso, de esos que llenan el alma y te enseñan que las cosas buenas están en todos lados, por más que no las encontremos.



Autor: R. J. Palacios Idioma: Español. Páginas: 414. Editorial: Nube de tinta.

<<Todos deberíamos recibir una ovación al menos una vez en nuestra vida, porque todos vencemos al mundo.>>   Auggie.
Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero aun así es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las galaxias.
Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez a la escuela. Allí  aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.


La primera vez que leí sobre el libro, fue en facebook, que alguien había hecho un cartelito precioso, que decía la frase que leen al principio de la sinopsis. Me dije, en ese momento que lo que leía era lo más verdadero que alguien podría haber dicho.
Después en un blog amigo, leí la reseña, y dije, lo necesito. Después tuve que convencer a mi mamá de que lo compré, pero bueno, esa es otra historia.
La cuestión real fue que cuando comencé a leer el libro, me pareció adictivo, a la manera que en un momento los juegos del hambre me lo habían parecido. No me di cuenta, hasta que tuve que dejarlo de leer y no quería.
Después, viaje, y lo terminé en mi casa (estoy estudiando en capital, vivo en una quinta. Esto se los digo, para que vean en la paz que terminé el libro, y por lo cual me encanto aún más). Me senté afuera, con el sol,
las plantas, y August hablándome, como si él quisiera darme esa lección que todos recibimos. No creo que sea la misma para nadie, pero algo te deja. Algún personaje te toca el alma, en el mejor de los casos todos lo hacen, y luego tú quedas diciendo, bueno. Seré esa persona que siempre soñé con ser.
A lo mejor, ya lo eres, como Summer, la mejor amiga de nuestro pequeño protagonista, a lo mejor, te sientes como Olivia, o a lo mejor te pasan cosas como Jack, o a lo mejor, te sientes como Auggie, y vas creciendo junto con él. Léelo y dime que piensas tú.

En un principio, tenemos un chico que es chico. Tiene diez años, una enfermedad, que como leí en la página del autor, no quiere que cataloguen, porque lo que interesa, no es la enfermedad, sino el alma de Auggie, este chico, que esta acostumbrado a mirar los pies de las personas, para no enfrentarse a las miradas, que si bien dice que esta acostumbrado, es un poco dañino para él.
Va a comenzar la escuela por primera vez en su vida, porque antes por motivos médicos no lo pudo hacer, así que ahora se tiene que enfrentar por primera vez a eso.
Y desde allí, vemos como va creciendo nuestro pequeño Auggie.
Es pequeño, pero a la vez, es todo un pensante, es emocionante lo que te deja. Pocos libros, pocos escritores me dejaron algo para después de leerlo, pero este me hace emocionar ahora mientras lo escribo.
Es fantástico como va creciendo August. Aunque en un principio tiene cosas de niño muy pequeño, al final del libro, termina siendo todo un chico que tuvo que crecer muy rápido. Pero ese crecimiento no le impide ser el niño feliz que es.
Luego, están todos los demás relatores, que conectaron con la vida de este pequeño fan de la guerra de las galaxias. Olivia, su hermana, que también es una chica pequeña. Cuida, ama, y protege a August, pero también quiere que eso, le suceda a ella. No es que no le suceda, pero siente un poco de celos. Y aunque suceda, te da un punto de vista fantástico, es alguien querible.
Summer, la amiga de August, una niña hermosa, que es la que más te enseña cosas. Yo quiero ser como ella. Es tan genial que su parte, es una parte que construye mucho a la historia.
Luego esta Jack, que es el amigo de August, aunque de él no diré nada. Es un niño, y por lo tanto se entiende lo que hace, hizo y hará probablemente. Pero como niño, es alguien que nos dice que no importa si te equivocas, hay más de una oportunidad, o eso me dijo a mí. Por supuesto sabemos que los personajes de los libros, me hablan mucho, así que no tomen mucha importancia a lo que digo.
Y luego están las demás partes del libro, que creo que es mejor dejar así, sin que se las cuente.
El libro es hermoso, es uno de esos que le recomendaría a toda la gente, y que estos se lo recomienden a quien quieran.
Es perfectamente dulce, y no, no es algo de autoayuda,  no es algo que te enseñe, es solo una historia de un chico que no es como todos, pero es totalmente normal, que te deja que tú aprendas algo con él.


Les dejo la página del autor, que me pareció genial unas anotaciones que tiene respecto al libro. Léanlas, o por lo menos, vean las imágenes que tiene, porque aportan a quienes no sepamos quien es Jango y Boba Fett.




1 comentario:

  1. Amo todas y cada una de las frases de este "maravilloso" libro. Un saludo.

    ResponderEliminar

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!