25.11.13

Reseña: The inmortal Rules - Julie Kagawa


 Autor: Julie Kagawa Serie: Blood of Eden. Idioma: Inglés. Páginas: 464
En un mundo futuro, los vampiros gobiernan. Los humanos son ganado de sangre. Y una chica buscara la clave para salvar a la humanidad.
Allison Sekemoto sobrevive en el Limite, las afueras mas alejadas de la ciudad vampiro. Por el día, ella y su banda buscan comida. Por la noche, cualquiera de ellos podría ser la cena.
Algunos días, lo unico que impulsa a Allie es su odio por ellos. Los vampiros que mantienen a los humanos como ganado por su sangre. Hasta la noche en que Allie es atacada—y dejada con una sola opción. Morir o convertirse en uno de los monstruos.





Bueno, comencemos con la reseña de un gran libro, que terminé sorprendentemente en dos días! Sí muchachos, me obsesioné, y entre comidas, a la noche, en un viaje, en todo, hice tiempo para leerlo, y bueno, aquí estamos, buscando vampiros entre nosotros.

Comencé la historia pensando que mucho no me gustaría, porque si bien leí muchaaaaas críticas buenas, leí
un par malas, y cuando alguien lee que es malo, ya le pongo mal ojo.
Pero en fin, me decidí a hacerlo.
Comenzó el libro con una chica que quiere sobrevivir, ante todo, en un lugar donde lo más difícil, es sobrevivir.
El lugar donde viven, es una ciudad amurallada. La ciudad central, es donde viven los vampiros, y sería el lugar donde todos quisieran ir a vivir, porque hay comida, buenas viviendas, y por supuesto, hay mentiras, pero bueno, no les diré mucho sobre eso.
Luego esta el Fringe, que es como la zona de mala muerte, donde viven los registrados, y los no registrados. También hay mascotas, que son las encargadas de buscar a los no registrados robando, o algunas otras cosas, de las que mejor no enterarnos.
Los registrados, son personas que cada un mes deben entregar sangre a los vampiros, que reinan la ciudad, a cambio reciben comida, pero Allie, la chica protagonista de nuestra historia, no quiere serlo. Ella es una no
registrada, y por eso, no tiene alimento, por lo que tiene que robar para poder comer, lo que es peligroso.
Así es la primer parte (la historia esta divida en cuatro partes, cada una con un nombre, que hace referencia a lo que va viviendo Allie), ella conviven con un grupo de no registrados, que bueno, caerme bien, no me cayo, pero en fin, tienen que seguir ustedes.
Luego, esta lo que sucede, que la deja en la decisión más complicada alguna vez tomada. ¿Se convierte en un monstruo, lo que odio toda su vida, o muere con un alma?
Bueno, como se deben imaginar su decisión, porque en la mayoría de las sinopsis se los dice, les digo que su decisión a mí no me sorprendió.
Al principio de la reseña les dije que es una chica que quiere sobrevivir, por lo que es totalmente lógico lo que hace.
Luego, viene la segunda parte del libro, que es ella tratando de lidiar con su decisión, pero no voy a contarles sobre eso.
Les voy a contar sobre una tercera parte, donde encuentra a un grupo de humanos.  Y allí encuentra a Zeke, uno de los personajes más importantes, junto con Kanin (no les voy a contar quien es, lero lero!), pero
Zeke, hace que todas caigan enamoradas a sus pies. Yo no tanto, pero me gusto mucho. Mucho, mucho. Y todo lo que hace, su carácter, su forma de ser, todo me encanto. No me enamoro, pero me gusto mucho.
Me gustaron sus partes, de bueno hasta al alma, pero puedo llegar a odiar desde el fondo de ella. Interesante perspectiva.

Y después, decirles que la autora es alguien por quién yo me vuelvo loca. Julie Kagawa, la autora de The iron king (reseña aquí) por lo que deben saber que la amo. Así como literalmente amada, y este no fue un libro que me defraudara. Así que estoy esperando que terminen mis fechas de finales para leer the eternity cure, libro donde volvemos a ver a Kanin, uno de mis personajes más queridos y favoritos. ¡Kanin I love you!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un mensaje que Mad Hatter se alegrara, pero como hagas spoiler, o spam, mando al gato de Cheshire para que se vengue de alguna forma inexplicable!
Por supuesto, también puedo mandarlo en buenos términos!